“Success metrics”, la medición continua de los objetivos es imprescindible.

No basta con definir los objetivos de comunicación y seleccionar las acciones teniéndolos en cuenta, se tiene que diseñar un plan de medida que nos permitirá saber si hemos conseguido aquello que perseguíamos y, al mismo tiempo, posibilitará el análisis de las causas y la búsqueda de correcciones y mejoraras de las posteriores acciones.